Un líder en tiempos de crisis.

Un líder en tiempos de crisis.

Actualizado: abr 4


Gabriel Delgado Morales, director creativo de Delgado Estudio.

Cuando somos empresarios, la teoría general es «ser un buen líder», pero ¿cómo podemos serlo?. Todo emprendedor debe desarrollar acciones que desde un principio lleven al éxito su negocio; que tanto él como su equipo tengan presente el mismo camino, pero, ¿de qué manera identificamos a un buen líder? A menudo puedes hacerte esta pregunta: ¿Cómo puedo ser capaz de que mi equipo de trabajo me reconozca como líder? Primero, debemos reconocer que un líder es alguien con cualidades de visión, es quién por sí mismo logra motivar a que la gente lo siga y es capaz de comunicar hacia dónde va y por qué; aquél que denota humildad y cuenta con la aptitud de escuchar y de aprender de los demás y ser consciente de su realidad y capacidades, así como de su equipo.


Es importante tener presente que un buen líder debe involucrarse en cada tarea, liderar con el ejemplo, demostrando empatía con su equipo y manejar márgenes de error tomando en cuenta las actitudes y las oportunidades de crecimiento, generando un ambiente de aprendizaje continuo y de confianza; todo esto para estar listos ante cualquier situación difícil que podamos enfrentar y, no sólo mantenernos a flote, sino tomar la oportunidad para crecer como empresa y como equipo. Tomando eso en consideración, te compartimos algunos tips para que ejerzas liderazgo inteligente en tiempos de crisis: 1. Escucha a tu equipo. Te ayudará a darte una percepción de cómo se encuentran tus colaboradores y también tus clientes. Si necesitan ayuda y cómo pueden mejorar en conjunto. Tomarlos en consideración verdadera y demostrárselos, los hará sentirse parte.

2. Reconoce a tus colaboradores. Para mantener motivado a tu equipo, es importante destacar sus puntos fuertes y cuando logran hacer un trabajo bien. Premia sus ideas y motívalos a darles seguimiento.

3. Planifica y sé disciplinado. No vivas al día y saques estrategias de la nada, sí es bueno improvisar pero no puedes cimentar tu negocio y tu equipo con ello. Planear objetivos, especificar fechas, tareas y métodos, hará que tus colaboradores se sientan seguros y no pierdan su camino en el proceso.

4. Empatiza con tu equipo y sírveles. Conocer bien a cada integrante y sus historias de vida te ayudará a saber cómo comunicarte con ellos para motivarlos; también demuestra tu preocupación y ten una actitud de servicio para que la organización trabaje como un engrane preciso. De igual manera, cuenta tus historias, logros, fracasos y anécdotas, para que ellos puedan conocerte y empatizar contigo.

5. Comunícate y comparte tus objetivos. Para que tu equipo y tú estén sincronizados, siempre debe haber comunicación y retroalimentación, no sólo para que sepan lo que se debe hacer, sino por qué hacerlo y cómo les beneficia a todos.

6. Delega con inteligencia. Conociendo bien a tu personal, será fácil detectar sus fortalezas y debilidades. No intentes mejorar sus debilidades, pues eso le hará sentir agobiado, en cambio puedes impulsar sus fortalezas y dejar responsabilidades en manos capacitadas. Así se optimizará el trabajo en equipo al tiempo que harás sentir seguro a tu equipo.

7. Deshazte de los obstáculos. No sólo pueden venir en forma de crisis económicas o contingencias naturales, sino también como un miembro del equipo. No temas en retirar a un colaborador que desacata la autoridad o rompe con el ritmo y ambiente de trabajo del equipo. Una persona tóxica puede ser el mayor obstáculo para que el engrane funcione bien. Si tu equipo nota que tomas una decisión difícil para bien de la empresa y del propio equipo, pensarán que eres una persona que piensa en el bienestar común a pesar de tener que tomar decisiones difíciles pero necesarias.

El capital más valioso de una empresa es su personal. Mientras tu equipo esté bien, tratará bien a tus clientes y se esforzará junto a ti para sacar lo mejor de la empresa. Recuerda que tu gente es lo que hace a tu negocio. Sabemos que, como sector empresarial, vendrán más crisis y de diversos tipos y frentes, sin embargo, mantener un equipo sano y unido hará que tu empresa se mantenga fuerte y encuentren oportunidades de crecimiento a pesar de los momentos difíciles.


Redacción de Liliana Olivares.


0 vistas

© 2019 Delgado Estudio. Todos los derechos reservados.